Ganado es golpeado por la sequía

La ausencia de lluvias en la provincia de Loja es más fuerte en algunos cantones. El sector agrícola es uno de los más afectados. En gran parte las cosechas están perdidas y por ende repercute en la economía del agricultor. Pero no solo es este sector el afectado, se suma la producción ganadera. La alimentación y forraje se ha reducido.

Los ganaderos sienten preocupación porque la sequía les juega una mala pasada desde los últimos años. Las hectáreas de hierba se están consumiendo, las fuentes de agua son cada vez pocas y la producción baja su intensidad.

Luis Herrera, morador de parroquia Nambacola, cantón Gonzanamá, cuenta que algunos moradores sacan sus reses a la plaza en la cabecera cantonal, todos los domingos, pero la ausencia de compradores es notoria. El ganado luce débil y flaco, características que dificulta al propietario obtener un buen precio.

Acíbar Balcázar, es el presidente de la Asociación de Ganaderos de Casanga, cantón Paltas. Cuenta que la realidad en su sector se asemeja al resto de la provincia. La producción ha bajado en un 60% y los precios no cubren el valor verdadero de cada ejemplar.

EL DATO
Hasta días atrás el ganado bovino costaba 25 dólares por arroba.

Fuente: La Hora